lunes, 21 de enero de 2013

EL REGALO.



                    ..." y verás que una noche la tristeza se irá sin avisar y así sabrás lo bello que es vivir ..."

                                  ( La vida es bella )

La campana de la capilla marca la hora de la misa dominical. Sopla un viento helado de otoño anticipando el invierno que estremece.
   En el interior, las mujeres consagradas a los ritos, arreglan las flores del altar, los manteles de lino blanco, exquisitamente bordados, limpian los copones de oro, reparten las hojas con los cantos impresos para la ceremonia religiosa, atentas a todos los movimientos, espantan a un perro callejero y pulgoso que entra, da una vuelta y se va a la orden de  ¡ fuera ...!  ¡ fuera ...!
   Se van acercando las mujeres enfiestadas y los hombres elegantes. No hay niños porque es la misa tempranera.
   Un niño desprotegido, que no puede con la vida llena de turbulencias que le ha tocado en suerte, está sentadito en el portal
es hermoso, moreno, de no más de siete añitos. Extiende su mano pidiendo monedas. Tiene el pelo con espesos rulos enmarañados y 
y resecos, su carita curtida por la intemperie y la miseria, unos enormes ojos negros aguados de tristeza, una mirada legañosa y lejana, sus ropas raídas, casi harapos y unos zapatos rotos que ya no sirven. En la mano izquierda, la que no pide, guarda un soldadito de juguete.
   Se diría que es invisible, la gente, en su mayoría, parece no verlo o no querer verlo y él es arisco , hosco de modales.
   Algunas personas ponen monedas o un billete en su manita oscura, desde lejos, para no contaminarse. Nada como la pobreza para ahuyentar hasta el último instante la cercanía.
   Ya casi nadie entra y el pequeño se pone a jugar con su soldado que pelea y se esconde ante el ruido de la metralla.
   Llega retrasada una joven preciosa, de finos rasgos, un lago turquesa en los ojos y la mirada limpia, bañada en luz.
   Se acerca al niño, que extiende su brazo en un hábito de siempre pero no le da nada. Pierde sus manos transparentes entre los rulos oscuros, acaricia con suma ternura la carita asombrada. Toma de su falda un paquete esmeradamente preparado con un moño azul. ¡Un regalo ...! un regimiento completo ... los ojos del niño son un himno inocente de alegría.
   La joven se aleja, entra en la capilla con el alma ligera, latiendo en un sueño de amor y de luz.
   Mientras, el niño acaricia los juguetes cuidadosamente, como si fueran a romperse. Cae de la caja un tarjetón. Dice :
   Pasé la noche pegando los parches de mi vida, puntada a puntada. Para terminar mi obra, me faltabas tú . 
   QUE JUEGUES MUCHO Y GANES TODAS TUS BATALLAS.

19 comentarios:

  1. Una entrada muy profunda, María del Carmen, la que has compartido, me produce tristeza ver las lágrimas caer en los ojos de los niños, que están desprotegidos, que nada tienen para llevarse a la boca, mientras que otras personas despilfarran sin parar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hola María !! a mi también me duele el alma ver estas cosas pero PASAN y en ninños que es lo más triste. Gracias por visitarme. Un placer . besos de luz.

    ResponderEliminar
  3. Creo que el mejor regalo fue esa caricia. Sí, más que los juguetes, el calor en el pelo de su mano.

    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad TRINI. El amor y sus manifestaciones son lo más que uno puede dar. Gracias. besos de luz.

      Eliminar
  4. Un regalo que llenó de felicidad a ambos, cada uno a su manera.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Es verdad josé Manuel.Yo soy una gran"dadora" y muchas veces pienso si en realidad no es un acto de egoísmo porque me hace tanto bien a mí como al que recibe. Como sea. "Dar hasta que duela" dice la MADRE TERESA. Esa es mi frase de cabecera.Gracias por visitarme. Un abrazo de luz.

    ResponderEliminar
  6. El mejor regalo...un milagro cotidiano, èsos que pasan muchas veces inadvertidos pero su fuerza y su intenciòn iluminan la vida de cada dìa.
    Hermoso texto querida M. del Carmen.
    besos muchos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te contesto y después se esfuma. GRACIAS ADRI !!Agradezco desde mi corazón tu visita. besos de luz.

      Eliminar
  7. Celebro que te guste Adri. Agradezco desde mi corazón tu visita. besos de luz. Bendiciones.

    ResponderEliminar
  8. La pobreza es un cancer social que debería ser eliminada, pero no es más que una utopía, en medio de todo este dolor reconforta las personas de buen corazón que hacen mucho silenciosamente, ellas son ángeles que regalan sonrisas y alegrías.
    No pude evitar derramar un par de lágrimas. Escribes para el alma sin duda
    Carmen muchos besos para tí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Yanna ( la del nombre lindo ) Un placer que me visites.Pienso como vos ¡si uno pudiera ayudar en mayor medida ! Muchos besos de luz.

      Eliminar
  9. Ayyy, María del Carmen!!! Acabo de leer tu perfil y me he dado cuenta que eres profesora de piano... Yo lo estudio. Hace casi diez años que decidí cumplir uno de mis sueños,. Sigo recibiendo clases porque sé que tengo mucho que aprender.

    Tu relato precioso... Cuanto vale ese acariciar un pequeño rizo del cabello.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Hola !!! mi vida era un piano hasta que mecasé. no teníamos piano y poco a poco lo fui dejando para entregarme con alma y vida a la docencia .Trabajé treinta y dos años, mi marido también era docente. Amo a los niños y a los jóvenes. Además de mis nietos siempre anda revoloteando a mi alrededor algún exalumno.Me perfeccioné en Lengua y Literatura. Siempre me gustó escribir y qué cosas tiene la vida ! Muchas de las reflexiones que me escriben ustedes, están en mi Cuaderno de Actuación Profesional que guardo como un tesoro.ya estoy transitando el último trecho de mi camino, pero no perdí mi esencia y descubrirlo se lo debo a ustedes, todas personas amorosas y de corazón generoso. Muchas gracias, amor, a ti y a los demás. besos de luz. No abandones el piano . Es maravilloso, siempre sana algún dolor. NO LO ABANDONES.

    ResponderEliminar
  11. Pensaba que tenías algo nuevo, pero te dejo mis saludos y un beso.

    ResponderEliminar
  12. ¿Es posible un mundo donde no exista la injusticia?¿Donde no haya niños así?¿Es posible?
    A mi me duele tanto como a ti; pero mientras lea palabras como las de este cuento no muere la esperanza de que un mundo así sí es posible.

    Gracias por tan maravilloso relato. Lo he disfrutado mucho.

    SIgo leyendo tus perlas....

    ResponderEliminar
  13. Hola mi reineta querida !! Te extrañé un montón.Gracias por tu comentario, siempre acertado. Te quiero mucho.

    ResponderEliminar